Sarah Ellen me ha encontrado

20:49


Tenía trece años en 1993. La vida, la sociedad y costumbres de aquellos días eran muy diferentes a las actuales. No teníamos más que la televisión y la radio. Por supuesto lo que emitían cualquiera de estos dos aparatos era la verdad incuestionable o como diría un profesor que tuve para hacerse el gracioso: “La verdad tautológica”.

En aquellos años un adolescente era más inocente y yo era más inocente que eso, quizá. Había sido expuesto a programas de tv informativos como “Fuego Cruzado” conducido por Mariella Valvi y Eduardo Guzman ; o“90 segundos”, con la amarillista periodista “China Chang” y sus infaltables entrevistas a hombres atropellados como: “¿Le duele señor?”. Quizá la producción nacional ya comenzaba a irse a la mierda. Por supuesto también habían miniseries nacionales que empezaban a llamar la atención de mis juveniles hormonas, como “Bolero”, donde una actriz mostraba las tetas y la lava de mi volcán burbujeaba.

La violencia y el sexo me alejaron de la niñez, pero no de la fantasía. Así llegó Sarah Ellen.
Recuerdo estar frente al único televisor de mi casa. Mi madre sostenía la taza de su café nocturno y mi padre recién llegaba a casa del trabajo. Mi hermana y yo sucumbíamos a las últimas dosis de caja boba antes de dormir. El locutor del noticiero narró el caso de una mujer muerta hacía años que fue novia de Drácula. Ella regresaría a la vida el 9 de junio de 1993 para vengarse de la humanidad. Me pareció interesante, como una película fantástica, hasta que me enteré el lugar donde estaba enterrada y desde donde reviviría era la ciudad de Pisco en Perú. En ese momento se me quitó la gracia.

Toda la prensa se encargó de difundir la noticia. En el colegio mis compañeros hablaban de eso. Hacían bromas, fantaseaban y yo colaboraba despreocupado, hasta que en las noches me encontraba en una habitación oscura de mi casa y moría de miedo pensando que yo sería una de las víctimas de la mujer vampiro.

La noticia siguió durante días. Se comentaba que Sarah Ellen era muy bella y que seduciría a cada una de sus víctimas para luego convertirlos. La imagen de aquella criatura de la noche no solo se hizo aterradora para mí, sino que también se convirtió en objeto de deseo. La mitología del vampiro abandonaba la fantasía y se volvía realidad.

La noche del despertar de Sarah Ellen llegó, vi en las noticias que mucha gente se congregó alrededor de su tumba a esperar que resucitara. Yo estaba pegado a la pantalla esperando lo mismo, hasta que mis padres me enviaron a dormir. Echado en mi cama, miraba el techo sin poder dormir. Esperaba la muerte, pero también esperaba a una bella vampiro desnuda frente a mí. Lista para regalarme sus encantos y luego matarme. Los sentimientos eran confusos y entre tanta fantasía me quedé dormido.

La luz del sol llegó a mi cuarto. No tenía mordidas, ni había Sarah Ellen. Tomé todo como una payasada y negué frente a todos mis conocidos haber tomado la historia como real. Como todos los peruanos con el pasar de los días, me olvidé de Sarah Ellen después de que nos contaran que fue un psicosocial de la dictadura Fujimorista basado en algunos hechos reales.

Han pasado veinticuatro años y Sarah Ellen me ha encontrado.

Meses atrás tuve el honor de recibir un mensaje del escritor José Donayre invitándome a participar en un libro de relatos basados en la mujer vampiro más famosa de Perú. Me dijo:

«Estimado Daniel, Estoy desarrollando un proyecto editorial, aún sin título, que busca reunir relatos en los que la protagonista sea Sarah Ellen Morgan. De estar interesado en participar, debes responderme en un plazo no mayor a tres días.»

No pude negarme. Sarah ha sido parte de mi mundo imaginario. Por otro lado, era un honor que Donayre (A quien respeto mucho) me convocara a un proyecto tan interesante.

El libro está listo y se llama “Trece veces Sarah”. Participan: Irma del Águila,  Pedro Ugarte Valdivia, John R. Ancka, Jorge Casilla, Alejandra P. Demarini, Carlos Freyre, José Luis Guardia, Isabel Sabogal, Jesús Salcedo, Moisés Sánchez Franco, Juan Carlos Townsend, Jorge Ureta y por supuesto yo.

“La procesión de los efímeros” es el título del cuento con el que participo en este libro. Me encantó participar en esta antología y pretendo participar en otras en el futuro.

“Trece veces Sarah” se presentará el miércoles 22 de febrero de 2017, a las 6.30 p.m., en la Casa de la Literatura (Áncash 201, Centro Histórico de Lima), en el marco del VII Congreso Nacional de Escritores de Literatura Fantástica y Ciencia Ficción. Espero pueda verlos ese día, y que si la vida se les complica, puedan adquirir el libro pronto. (Me gustaría saber sus comentarios) Aún no sé dónde, pero les estaré contando a través de mi fanpage: Facebook.com/danielcollazosbermudez

Nos vemos pronto. Espero que si ven a Sarah Ellen alguna noche en su habitación, le sepan dar un espacio en sus camas.

Post relacionados

1 comentarios